FAO logo ORGANIZACIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS PARA LA  AGRICULTURA Y LA ALIMENTACIÓN
 
Representación en
HONDURAS
 
Documentos Páginas web Fotos
   
La FAO en Honduras
 
Proyectos
 
Noticias
 
Boletines
 
Información del País
 
Publicaciones
 
Galería de fotos
 
Enlaces relacionados
 
Contáctenos
 
 

Proyectos

PRODUCCION Y COMERCIALIZACIÓN
DE SEMILLAS ARTESANALES MEJORADAS Y DIVERSIFICADAS EN HONDURAS

El objetivo general del proyecto es contribuir a mejorar la seguridad alimentaria de los pequeños productores rurales a través de la producción y comercialización de semilla artesanal mejorada de granos básicos y de materiales vegetativos adaptados a cada zona agro ecológica, introduciéndoles nuevos sistemas de producción que les permitan revertir los procesos de desnutrición de los recursos naturales, garantizándoles su manejo y uso de manera sostenible, lo cual mejorara su calidad de vida.

Objetivos inmediatos

  • Mejoramiento de la producción y productividad de semilla de cultivos mejorados y locales de granos básicos (maíz, frijol, arroz, soya y sorgo) y de materiales vegetativos (musáceas, yuca, camote, malanga, pataste).

  • Desarrollo de sistemas de producción sostenibles que incluyan tecnologías de cero quema, manejo de la disponibilidad de humedad en el suelo para el control de la sequía, manejo de micro cuencas y riegos, agroforestería y sistemas silvopastoriles.

  • Diversificación de la producción en huertos familiares (yuca, camote, plátano y malanga)

  • Fortalecimiento del desarrollo participativo con la introducción de tecnologías y la aplicación de experiencias en sistemas de producción, manejo de agua, suelos, microcuencas y riego.

  • Mejoramiento de los sistemas de comercialización de semillas de granos básicos y material vegetativo.

Resultados

Reducción de Vulnerabilidad de las Familias Participantes:
Calidad de Semillas y Manejo Sostenible de Tierras:

Al mejorar la disponibilidad de semillas de excelente calidad y de diferente potencial genético, en las épocas apropiadas de siembra y para diferentes ecosistemas, y donde las familias participantes las necesitan, a través de las acciones del proyecto y ahora institucionalizado el proceso con la RED-PASH , las comunidades del área de influencia del proyecto y su gente, redujeron su vulnerabilidad a la inseguridad alimentaria al aumentar la cantidad y estabilidad de granos básicos y otros cultivos como la yuca, camote, malanga, musáceas y pataste, y en condiciones de almacenamiento adecuado de sus hogares, redujeron perdidas post cosecha hasta de 29% en granos y aumentaron sus rendimientos por hectárea hasta en un 32%. Esto no solo contribuyó a mejorar los ingresos, sino que redujo las emigraciones temporales forzadas a otras áreas del país para abastecerse de alimentos por medio de jornales, reduciendo los riesgos de subnutricion de los niños, jóvenes y adultos. Los escolares pudieron asistir mejor a las escuelas reduciendo la vulnerabilidad de los menores en edad escolar, al trabajo agrícola y más autoestima familiar, especialmente a las mujeres y los hombres dedicados a esta actividad, que aseguran una dieta mas variada en cantidad y calidad.

Por otra parte las comunidades participantes han fortalecido su capacidad de gestión local, no solo para la producción, sino que también para emprender procesos de desarrollo, con seguridad alimentaria y en capacidad de negociación en diferentes formas a través del capital social, formado en las pequeñas empresas de semillas (PES) que constituyen la RED-PASH .

Mejoramiento de los sistemas de organización y comercialización:
Pequeñas Empresas de Semillas (PES)

A partir del año 2005, después de consolidar los aspectos productivos de los grupos, se inició con el trabajo de organización y fortalecimiento de las pequeñas empresas de semillas constituidas por productores atendidos por el Proyecto a través de las diferentes ONG lográndose constituir 15 pequeñas empresas de semillas (PES) con diferentes niveles organizativos, productivos y del proceso de inserción al mercado y su estado se describe a continuación:

Centros de acopio

Con la finalidad de contar con espacios adecuados para el almacenamiento de la semilla y granos en forma colectiva, se logró organizar e iniciar el funcionamiento de 2 centros de acopio: uno en Alauca, El Paraíso y otro en Guinope en el mismo departamento, el primero en una zona muy deprimida del trópico seco y el segundo en una zona fresca montana alta. Estos tienen las instalaciones con las temperaturas adecuadas para que la semilla y el grano no se dañen por efecto de la humedad bajo almacenamiento, también disponen de silos metálicos para el almacenamiento seguro de la producción.

Red de Productores Artesanales de Semillas de Honduras (Red- PASH)

Para garantizar el cumplimiento de los objetivos del proyecto se implementó un proceso que involucró la seguridad jurídica y la sostenibilidad de las pequeñas empresas de semillas, a fin de contribuir con su seguridad alimentaria nutricional y mejorar la calidad de vida de los productores, lográndose de esta forma la conformación de la Red de Productores Artesanales de Semillas la cual actualmente se encuentra legalmente funcionando en Honduras, con dos marcas de semillas " La Catracha " y "Maya Sol", debidamente registradas ante el Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria (SENASA) y patentadas en la oficina de derechos de autor. Esta Red cuenta con una membresía de 15 grupos de los cuales 10 son fundadores y 5 ingresaron en el 2006. La organización logró elaborar sus propios reglamentos y estatutos en forma participativa. De esta manera el proyecto contribuyó para que pequeños productores ingresaran en forma competitiva al mercado nacional de semillas y al mismo tiempo mejoraran su seguridad alimentaria.

Comercialización de semillas de granos básicos y materiales vegetativos

Las pequeñas empresas de semillas (PES) alcanzaron hasta el 2007 una comercializaron de 280,000 kg de semillas de granos básicos y cerca de 300,000 unidades de materiales vegetativos.

Alrededor del 85% del total de la semilla comercializada fue de maíz y fríjol, seguida de arroz y sorgo, con la cual se logró sembrar aproximadamente 17,000 ha de terreno y, se contribuyó a mejorar los rendimientos de granos en los productores que adquirieron estos materiales, logrando mejorar la productividad; que, en promedio pasó de: 1,300 kg a 3,7 00 Kg . por ha en maíz; y de 420 kg a 950 kg por ha de fríjol; de 681 a 909 kg en sorgo y de 2,272 a 3,636 kg por ha en arroz. Lo que representó contribuir con más del 10% de la producción nacional de granos básicos y más de 1000 tm de alimentos procedentes de los cultivos de: yuca, camote, plátano, pataste y malanga en manos de habitantes muy pobres. También esto contribuyó a establecer más áreas sembradas de estos cultivos en huertos familiares y comerciales ya que aumento la disponibilidad de germoplasma local. Los materiales vegetativos, usados como materiales de siembra, generaron ingresos de L.150, 000.00.

La comercialización de estos 280,000 kg de semillas generó alrededor de 2 millones de lempiras (Un USAD equivale a L. 19.02), dinero que vino a mejorar las condiciones económicas de las familias participantes.

Con estos fondos las familias participantes mejoraron sus viviendas, compraron más tierras para aumentar las áreas de producción de semillas y mejoraron la disponibilidad de alimentos.

Sistemas financieros

Se promovió un proceso de capitalización mediante la creación de pequeños sistemas financieros locales, al interior de cada pequeña empresa de semilla, con la finalidad de fomentar la capacidad de organización y autogestión de los grupos, fortaleciendo el capital humano, financiero y social. En tal sentido, se logró la creación de 13 instancias financieras locales con 288 miembros de los cuales el 83% son hombres y el 17% son mujeres.

Cada uno de estos grupos maneja una cartera pequeña pero creciente, indispensable para el aprendizaje del significado de la intermediación financiera y del rol que juegan el ahorro y la inversión en las estrategias del desarrollo rural sostenible.

PES en contacto con los centros de investigación

Se orientó el trabajo para que los productores artesanales organizados en pequeñas empresas de semillas (PES) entraran en contacto con centros de investigación en semillas y se lograron relaciones con las siguientes instituciones:

Institución

Tipo de contacto

Universidad de El Zamorano

Germoplasma de fríjol para validaciones con participación de productores (as)

FHIA

Información de mercado a productores.

Capacitación en temas específicos.

CIMMYT, CIAT, ICRISAT Y CIP

Capacitación a técnicos.

Germoplasma de maíz, sorgo y papa

DICTA

Capacitación en las normativas de control.

Germoplasma

Apoyo técnico y supervisión de lotes.

Universidad de Carolina del Norte

Software de fertilización en maíz NuMaSS

Mejoramiento de la producción y productividad de semilla y materiales vegetativos.

Granos básicos:

En general, durante la vida del proyecto, para las semillas de granos, al maíz correspondió el 61% de la producción total, 36% al frijol, 2% al arroz y alrededor del 1% de sorgo y soya.

En maíz la variedad DICTA GUAYAPE fue el material que más se sembró, ya que presentó la mayor adaptabilidad a diferentes ambientes, con rendimientos aceptables para los productores de hasta 4,000 kg . /ha. El maíz POSTA SEQUÍA es todavía un material de reciente liberación de la DICTA pero es muy promisorio para las zonas secas del país.

En frIjol, los productores organizados en las PES produjeron semillas con seis materiales diferentes; sin embargo, la variedad con mayor demanda fue el AMADEUS-77, por su buena producción y adaptación a diferentes condiciones y gustos de la población. Las variedades: Marciano y Carrizalito, fueron dos materiales demandados por los productores que, estaban exportando grano a Estados Unidos, ya que por su coloración de grano rosado tiene alta demanda en el mercado internacional. Las variedades Cardenal y Deorho, son dos materiales que los productores validaron durante el 2005 y que por sus características de buen rendimiento y coloración de grano fue liberado a mediados del 2006.

Según el monitoreo efectuado por las ONG para las siembras de granos básicos al inicio del proyecto, solo un 5% de los productores en las comunidades utilizaba semillas mejoradas y al final del proyecto este porcentaje paso a 27%, a la par del uso de semillas mejoradas los agricultores adoptaron al menos las siguientes buenas practicas: no quema, distanciamientos con densidades adecuados para cada variedad, manejo de rastrojos con cero labranza y sistemas agroforestales, permitiéndoles reducir perdidas causadas por los cambios climáticos reduciendo la vulnerabilidad y riesgos en los sistemas productivos.

Materiales vegetativos

Para el aumento de materiales vegetativos se establecieron lotes para semillas de plátano de las variedades: CUERNO y CURARE ENANO, de yuca se establecieron lotes de variedades: CCEIBA, VALENCIA, PATUCA Y AZUCARON; en el cultivo de camote se sembraron el BUSHBACK Y BURRO; y de malanga se estableció la variedad BADÚ. Estas variedades fueron priorizadas por los productores por sus preferencias para el consumo y el mercado.

Con esta producción de material vegetativo se logró que en las comunidades se establecieran lotes de aumento de germoplasma de camote y de yuca cultivos que ya casi no existían y, también se desarrollaron 200 huertos entre las familias asistidas por otras ONG aliadas y con organizaciones de productores. Los lotes fueron del tamaño de una hectárea para los cultivos de yuca, camote y plátano diversificando la producción y generando nuevos ingresos a las familias participantes.

Desarrollo participativo de tecnologías sostenibles.

El proyecto adaptó, desarrolló y armonizó una metodología participativa de validación de tecnologías con las ONG y DICTA y con los productores para trabajar en sus fincas, que fueron la base para determinar la rentabilidad, productividad y aceptación por parte de los productores de nuevas tecnologías y fuentes de germoplasma para difusión y posterior introducción en sistemas de producción sostenibles.

Se logró que tanto técnicos de las ONG como productores aplicaran la metodología con la toma de datos, calculo de costos, rendimientos y rentabilidad para poder decidir si se promovía o se descartaba una tecnología.

En cuanto a los sistemas de producción los agricultores atendidos adoptaron las tecnologías de no quema, manejo de rastrojo, cero labranza y los distanciamientos de siembra. El proceso permitió a los productores de semillas tomar decisiones sobre los aspectos agronómicos, económicos y sociales de las tecnologías utilizadas.

Desarrollo de los sistemas de producción sostenibles

El proyecto a través de RED-PASH establecida, implementó acciones de reducción de la vulnerabilidad ambiental a través de la promoción de sistemas de producción sostenibles con pequeños productores de inseguridad alimentaria, introduciendo a corto plazo tecnologías de bajo costo, bajo riesgo iniciando por las de corto plazo en áreas secas, principalmente.

Las tecnologías y prácticas que los productores adoptaron fueron: la no quema, sistemas de mínimo laboreo al suelo, manejo de rastrojos, distribución de cultivos en el área y tiempo; uso eficiente de fertilizantes y enmiendas, criterios de selección de variedades según las descripciones varietales de granos y materiales vegetativos para cada uno de los sistemas y áreas agro ecológicas, cultivos de cobertura, relevo y agroforestería, combinando, mediante el proceso de validación participativo, el conocimiento local de los productores y el aporte científico de los técnicos.

Rescate y mejoramiento participativo de semillas criollas de granos básicos

Se capacitó a los productores con metodologías sencillas en el proceso de rescate y mejoramiento participativo de semillas de granos básicos; y como resultado de este proceso, en maíz se mejoraron el que se denominó: California y Santa Marta y están en proceso, un Amarillo de altura y dos Criollos Blancos en el occidente de Honduras. En fríjol se mejoró en Santa Bárbara, la variedad Penta 2001 adaptada a condiciones arriba de los 1,200 msnm, todo este proceso con el protagonismo de los productores y la asesoría técnica, venciendo el mito tradicional entre los fitomejoradores, de que estas prácticas de liberación de variedades solo se pueden realizar con los profesionales de la agronomía. La valorización aquí, de este tema, es un elemento muy importante en el tema de sostenibilidad de las intervenciones de un proyecto.

Sistemas de almacenamiento de granos

Con el aumento de la producción y productividad de los granos mediante las intervenciones del proyecto, se promovió la construcción y uso de silos metálicos para almacenamiento de semillas y granos. Como resultado de esta actividad se logró construir, y están en poder de las PES, 129 silos metálicos con capacidad para almacenar aproximadamente 105,545 kg , con lo cual se logró garantizar la disponibilidad de alimentos y la calidad de la semilla. El proceso de gestión empresarial de los silos para el almacenamiento de granos queda instalado en la mayoría de las comunidades participando.

Manejo integral del agua y riegos.

Se promovió una estrategia para el uso y manejo integral del agua, que involucra el manejo de la microcuenca, organización de los participantes en los proyectos para uso del agua, organización para la operación y mantenimiento de los sistemas de riego y manejo de los cultivos en condiciones de regadío.

Se establecieron 10 pequeños sistemas de riego para 9.5 ha y que benefician a 48 familias. Con el uso de estos sistemas los productores están sacando tres cosechas anuales, lo cual les asegura obtener la semilla en la época más adecuada para las siembras y que los agricultores demandan sin riesgo de contaminación genética por cruzamientos, lo que mejora la pureza varietal de las semillas. La estrategia de manejo de agua involucró los aspectos de manejo de la disponibilidad de humedad del suelo, en los cultivos de secano, ya que la mayoría de agricultores de Honduras están dispersos en laderas y valles con limitantes para el acceso directo al agua para riegos.

Capacitación: Desarrollo de capital humano

El énfasis del Proyecto estuvo en el proceso de formación de capital humano con el personal técnico de la ONG y de los miembros de la Red-PASH. Se introdujeron mediante la capacitación, métodos prácticos en los temas priorizados, en un proceso de aprender haciendo.

Los temas de capacitación fueron seleccionados con base a la demanda de los productores y de las familias participantes, según los objetivos y resultados esperados del proyecto.

Entre los temas más importantes que se impartieron fueron los siguientes:

  • manejo integrado de plagas,
  • producción artesanal de semillas de granos básicos,
  • producción de materiales vegetativos,
  • manejo integral del agua en sistemas de producción de semillas,
  • comercialización y mercadeo de semillas,
  • sistemas financieros locales,
  • validación participativa de tecnologías,
  • manejo de nutrientes en producción de semillas de maíz, frijol y materiales vegetativos,
  • elaboración de perfiles de proyectos,
  • organización básica y gestión empresarial.
  • Sistema de toma de decisiones para uso eficiente del fósforo y nitrógeno al suelo mediante el método NuMaSS (Sistema de manejo de nutrientes en el suelo en el cultivo de maíz) que se coordinó con la Universidad de Carolina del Norte, Estados Unidos, el proyecto contribuyó con la instalación de las pruebas de campo con participación de los agricultores.
  • Elaboración de biodigestores.
  • Uso adecuado de agroquímicos.
  • Preparación y consumo de alimentos coordinado con el proyecto PESA-.

 

 contacto: fao-hn@fao.org